Programa de Tratamiento en Drogas Bajo Supervisión Judicial

ALTERNATIVA INTEGRAL AL ENCARCELAMIENTO

El binomio droga- delito es un tema analizado en diferentes foros de diálogo en los cuales se evidencia la multicausalidad del fenómeno. Tanto los trastornos por consumo de sustancias psicoactivas (SPA), el cual afecta el sistema nervioso central en correspondencia con el componente psicológico y social en el que vive la persona, como la comisión de delitos que en tales circunstancias se encuadra un pronóstico previsible de “puerta giratoria” o reincidencia, requieren de intervenciones integrales. 

Por estas razones, el Estado costarricense implementa la iniciativa del programa de Tratamiento en Drogas Bajo Supervisión Judicial (PTDJ), cuya propuesta es planteada desde la Comisión Interamericana contra el Abuso de Drogas de la Organización de Estados Americanos (CICAD/OEA). La coordinación política del programa en Costa Rica está a cargo del Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), ente rector político en materia del fenómeno de las drogas. En esta coordinación, participan especialistas de la Oficina Rectora de Justicia Restaurativa del Poder Judicial y del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia  (IAFA). A su vez, desde la parte técnica, colabora el equipo de profesionales de ambas instituciones para que desde el componente de salud y judicial brinden atención a los usuarios del programa. Las personas de las instituciones participantes en el PTDJ son conscientes de la importancia de la atención centrada en la persona, en sus derechos y en las oportunidades y estrategias que puedan mejorar las condiciones de vida de las personas consumidoras de SPA que cometen delitos. 

Para brindar una oportuna atención, los equipos encargados de la atención han realizado varios procesos de sensibilización y capacitación, tanto desde el punto de vista en salud como desde el campo judicial. También se diseñó un protocolo de atención en el cual se incluyen los aportes de los equipos con una amplia descripción del plan de tratamiento, tanto ambulatorio como residencial con el objetivo de definir los roles,  las rutas y para brindar atención competente en los trastornos por consumo de SPA. 


Además, dentro del marco de monitoreo y evaluación,  en el año 2019 se hicieron dos evaluaciones del programa - una realizada por la CICAD/OEA y la otra por Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (CICAP)- Esta última financiada por el ICD en convenio con la Universidad de Costa Rica y con resultados positivos desde la percepción de las personas usuarias entrevistadas. 

Todo lo anterior se ve también fortalecido con la entrada en vigencia de la Ley de Justicia Restaurativa (2019), que establece el procedimiento de tratamiento de drogas bajo supervisión judicial, tanto para personas adultas como a personas menores de edad. Esto garantiza que los delitos vinculados a un trastorno por consumo de SPA, se tramiten de forma integral permitiendo que las víctimas del hecho ilícito encuentren satisfacción en la solución del conflicto y que las personas imputadas reparen el daño causado y puedan recuperar áreas de su vida afectadas por el consumo problemático de drogas. Este proceso transforma la vida de estas personas y de la comunidad en general. También, el establecimiento de la Ley ha fortalecido la implementación del programa  en otras juridicciones y centros de atención de atención integral en drogas (CAIDS) desde el componente de salud. A la fecha se han graduado 28 personas en esta alternativa al encarcelamiento que ratifica los derechos humanos.