• Última actualización en Miércoles, 19 Agosto 2015 15:46

¿CÓMO DENUNCIAR?

Marque a las líneas telefónicas 1176 ó 800-8000645 de la Policía de Control de Drogas (PCD) y cuéntenos si ha sido víctima o testigo de cualquier sospecha por tráfico de drogas.

La llamada es totalmente anónima y de carácter confidencial. El ser anónimo quiere decir que la persona no tiene que dar sus datos personales, pero puede facilitar información que conozca relacionada con lo denunciado como nombres, dirección exacta del lugar del hecho, descripciones de lugares y personas, números telefónicos, placas de vehículos que frecuentan lugares de venta, la forma o el medio con que trafican la droga, entre otros datos que se consideren importantes.

Al darse un tratamiento confidencial se le brinda a la persona toda la seguridad de exponer abiertamente las situaciones de tráfico, venta, almacenamiento y distribución de drogas que afectan a la comunidad.

Recuerde que sin la información que usted pueda proporcionar no es posible intervenir. Su colaboración es indispensable para eliminar los delitos que amenazan la seguridad y la integridad de las personas.

¿QUÉ ES EL TRÁFICO DE DROGAS?

El tráfico de drogas existe no sólo cuando alguien la vende o comercializa, sino también cuando se traslade o se distribuya por cualquier medio.

En la Ley se indica que también trafica todo aquel que siembra, porta, guarda o lleva consigo drogas ilegales. Todas estas formas de relacionarse con las drogas son delitos y son sancionados con penas muy altas, que van desde 5 a 15 años de privación de libertad.

Además el tráfico de drogas atenta contra la integridad de las personas, va en contra de los derechos del individuo y de la sociedad. De ahí la importancia de ejercer el derecho a denunciar, lo cual ha demostrado ser una estrategia eficaz para prevenir el delito.

Es necesario denunciar cualquier actividad sospechosa de tráfico de drogas. Tome en cuenta que no necesariamente se debe esperar a tener evidencia del delito para interponer la denuncia, lo importante es que se informe la sospecha a las autoridades pertinentes, éstas serán las encargadas de realizar las investigaciones que determinen la existencia de un posible delito.